Los códigos QR, si bien no son algo nuevo, tienen muchísimas aplicaciones, sobre todo en el mundo de los negocios. Usándolos con un poco de creatividad, podemos hacer de la experiencia de nuestros usuarios algo inolvidable.

En un principio, debíamos descargar aplicaciones para poder leer los códigos QR que se generaban, hoy en día con la aparición de Google Lens y la Inteligencia Artificial de Google, ya no se hace necesario una app para poder decodificarlos y que nos ofrezcan la información.

La historia de los códigos QR es algo larga, pero no vine a contarla el día de hoy. Eso lo haré en otro artículo especializado.

Los códigos QR son, en esencia, lo mismo que un código de barras. Si bien este último es el estándar para el comercio de productos en sus diversos tipos, el QR también almacena información.

Particularmente, me gusta usarlos para codificar enlaces, aunque podemos almacenar datos importantes con respecto a un producto o servicio, por ejemplo, el precio. Más adelante hablaremos de eso.

¿Cómo puedo usar los códigos QR en mi negocio?



Ahora es que viene la mejor parte de este artículo, ya que te hablaré de cómo hacerlo:

Como te dije, podemos usar nuestro QR para codificar un enlace. Como bien sabemos un enlace puede llevarnos a una imagen, un video, un formulario, un sitio web, una landing page y, si sigo la lista, perderemos el foco del tema que hablamos. Así que, en esencia, esta es la base de su utilización (en el contexto de este artículo).

1.- Un sitio web:

La aplicación más sencilla es codificar el enlace a un sitio web: mediante la utilización de Google Lens o cualquier aplicación que pueda leer códigos QR, el usuario puede llegar a la página del comercio en cuestión. Para atraer tráfico puede ser una excelente herramienta, sin embargo podemos dirigir este tráfico a un sitio en particular, lo que nos lleva a la segunda idea:

2.- Una página específica:

Podemos codificar en un QR la URL específica a donde queremos llevar a nuestro prospecto, por ejemplo, una landing page donde podamos captar su e mail para posteriormente hacer una campaña por correo electrónico.

También podemos dirigirlo a la página de pago de nuestro sitio web, o a una sección de preguntas frecuentes.

Otra idea es codificar la URL de nuestro formulario de contacto, esto es especialmente útil para negocios que quieran una relación más cercana con sus prospectos a través del correo electrónico.

3.- Una imagen o video: Si tienes una imagen o video con el cual quieres llegar a más personas, codificarlo en QR puede ser una gran idea.

4.- Un enlace de pago:

No podemos obviar que podemos usar un código QR para crear un enlace de pago. Esto es especialmente útil en negocios físicos para agilizar las transacciones entreblos clientes y nuestro local.

Podemos crear enlaces de pago nosotros mismos, por ejemplo, un enlace de PayPal.

¿Cómo creamos un código QR para pagos con PayPal?



Actualmente PayPal está creando códigos QR para que se puedan recibir pagos, pero esto no es nada nuevo, de hecho yo lo he implementado desde hace mucho tiempo. La idea consiste en generar un enlace de pago paypal (paypal.me) personalizado, y codificarlo tú mismo.

Su aplicación en el mundo de los negocios es sencilla: la idea es que imprimas dicho código y puedas colocarlo en un sitio visible de tu piso de ventas.

Pero esto podemos llevarlo más allá: podemos codificar el enlace con un precio específico, lo que puede hacer que si tenemos distinto productos, nuestros clientes puedan pagarlos de forma directa, ciertamente esto es para un solo producto, pero funciona de maravilla.

¿Y qué ganas? Pues, además del tiempo que te ahorras en darles el enlace a los clientes para que cancelen tus servicios, también evitas cualquier posible error que puedan tener en su redacción, es decir, aseguras que el pago se haga a tu cuenta y no a otra, cosa que puede pasar si el usuario llegase a cambiar algún caracter de la url por equivocación.

La probabilidad de que esto pase, es poca, pero real. Y con esto la llevamos a su más minima expresión.

¿Por qué usar un código QR y no una URL?



Seguro que piensas que enviar la url por whatsapp al cliente es más sencillo (y tienes razón), sin embargo, entre la cantidad de mensajes que recibimos a diario, perder una URL es de lo más habitual. A mí me pasa a cada rato.

Por otra parte, si vas a usar tu QR en el piso de ventas, ahorras muchos pasos para hacer posible el pago, wimplmente debes indicar al cliente que debe escanear el QR.

Otra de las ventajas de codificar en QR las URL que usas más a menudo, es que las guardas en forma de imágenes en la galería de tu dispositivo. En mi caso, para el marketplace anuncios en línea, codifico la URL específica delanuncio, y entrego al cliente una imagen con su logotipo que dice "Encuéntranos".

En medida de lo posible trato de usar su paleta de colores y, por supuesto, el logo del marketplace va también allí. La imagen se convierte en un canal de comunicación para mí y para mi cliente. Los dos ganamos.

Y he aquí la importancia: puedes usar tu logo en la imagen que has creado, así lo ve no solo quien no escanea, sino también quien lo hace. La cantidad de impresiones de tu marca aumenta considerablemente.

Dijimos anteriormente que una URL se pierde muy fácilmente entre un montón de mensajes y esto es una verdad del tamaño de una montaña.

Ahora llevémoslo a lo digital:

Supongamos que has enviado una imagen que contiene el código QR que lleva al homepage de tu empresa. Cada vez que el usuario abra la galería, la imagen le servirá de recordatorio de tu marca ¿Impresionante, no?

Pero aquí no se acaba, a diferencia de un producto que solo tiene el logo, dicho código es una llamada a la acción. Psicológicamente este prospecto se siente cerca de tu marca, porque puede contactar con ella en el momento que lo necesite.

¿Ahora entiendes por qué codificar en QR tus direcciones web?

Sigue leyendo que hay más...

Si tienes tu propio sitio web, puedes crear una página estática a modo de tarjeta de contacto (haz clic aquí para que veas una muestra), sin embargo, enviar esta URL a un prospecto, hará que nuevamente se pierda, pero, ¿Qué pasa si codifico esta URL con mi foto?

El resultado, es una tarjeta de contacto digital, una imagen que puedes enviar a tus prospectos que, al escanear el código, acceden a la información en esta página y a tus medios de contacto.

¿Qué buscamos con esto? Viralidad.

Llega un momento en que los mensajes de texto se pierden, pero no la imágenes.

Y podría seguir ampliando la lista, usando nuestro código QR para una página de producto, para crear el serial de un artículo, para identificar un grupo de precios y muchísimas otras cosas.

Así que dale rienda suelta desde ya a tu imaginación, y comienza a codificar las URL que quieres entregar a tus contactos.

Y si necesitas ayuda con algo, contáctanos, estamos a tu servicio.

Descarga acá nuestra tarjeta digital y mira cómo funciona un enlace codificado hacia un sitio web específico.