Diferencia entre blog y red social


🤔 Últimamente he visto que a muchas personas se les ha metido una idea en la cabeza que es totalmente incorrecta y es la de utilizar las redes sociales a modo de blogs, dándole un concepto distinto a lo que a blogging se refiere.

Por eso, en este post, vengo a aclarar este concepto, ya que hacer blogging va muchísimo más allá de limitar tus publicaciones a una sola red social. Es cierto que cada quién puede usar sus redes como le venga en gana, sin embargo, cada una de estas herramientas tiene un uso específico.

☝🏻 Si bien un blog puede, al igual que una red social, servirnos de bitácora personal, cuando hablamos de trabajo de marca estamos limitando su concepto si el uso que vamos a darle es para, simplemente, publicar nuestro día a día o nuestros pensamientos. Repito, cada quién puede darle el uso que quiere a sus herramientas, total, son suyas. Pero no apoyo que se le de mal uso al concepto de blogging, no yo.

¿Cuál es la diferencia? Pues acá te cuento:

🖐🏻 Nadie va a buscar entre 50.000 publicaciones lo que escribiste en tus redes sociales acerca de tu marca, o la entrevista que hiciste hace tres años. Mucho menos van a buscarlo entre publicaciones ligadas de una y otra temática, fotos personales y demás.

Aún si decides organizar el contenido y tener temáticas específicas por día de la semana, encontrarlo sigue siendo una ardua tarea. Piensa en el cliente al que le gustó un artículo que escribiste hace un mes. ¿Crees que lo buscaría después de que has publicado 30 (o más veces) en esa red social?

La respuesta, aunque quieras engañarte, es un rotundo no ❌. Y es por esto que los contenidos mueren en las redes después de un tiempo. Ya nadie recuerda la publicación que hicimos en Facebook hace un par de años sobre el niño boliviano que se hizo un brazo robótico. De hecho, nadie recuerda la publicación de la semana pasada acerca del guest blogging que hicimos en Instagram. Esto te lo puedo asegurar.

Sin embargo, acá, en este mismo blog hay artículos cuya publicación fué hecha en 2018 y que hasta ahora siguen recibiendo visitas, como este y este. Todo gracias a su posicionamiento.

Otra cosa que seguro acabas de notar, es que he enlazado a este post, dos artículos de hace ya bastante tiempo. Cosa que no puedes hacer en una red social, o al menos, no estéticamente.

Insisto, las redes NO son blogs, aunque muchos actualmente las usen como tal.

Otro ejemplo, es el posicionamiento: Las personas no buscan marcas sino productos o servicios. El nombre de tu marca posicionado en una red social ciertamente ayuda, pero, ¿a dónde recurren los usuarios cuando necesitan información?

Correcto, a Google 🔍. Es aquí donde el blog hace realmente su trabajo. Nuevamente la red social pasa a segundo plano.

Una cosa más: Si en una red social envías mensajes directos, esto es SPAM. Mientras que enviar correos desde un blog es mailing.

Quienes se suscriben, saben que vas a enviarles contenido, que por cierto es muchísimo más sencillo de hacer. ¿Te imaginas enviar el mismo mensaje a 15000 seguidores de Instagram? No se puede, te bloquean la cuenta y lo mismo pasa con cualquier otra red social.

👀 Ojo, no estoy diciendo que las redes sociales no sirvan. Las redes funcionan como un canal de conexión con los usuarios, para recordarles que la marca está ahí para ellos. Puedes hacer uno o muchos artículos en las redes, pero a la larga serán efímeros. He visto muchos artículos super interesantes en las redes sociales que, cuando quiero volver a consultar, ya no consigo porque están sepultados entre un montón de contenidos.

Pero esto no aplica a todas las redes; hay algunas que sí pueden ser usadas como blogs, así que nombraré a la principal:

🎬 Youtube.

Sí, Youtube es la red social de los vloggers, y es que gracias al posicionamiento en los buscadores, podemos acceder a millones de contenidos simplemente tecleando en el buscador de Google las palabras clave de lo que buscamos.

Aún así, youtube no permite el envío masivo de mensajes directos, por lo que si quieres hacerlo, debes dirigir a tus usuarios a una landing page, como mínimo.

En Youtube los contenidos no mueren. Por el contrario, reportan visitas a sus creadores día tras día, al igual que los blogs verdaderos.

Un ejemplo de contenido que muere con el tiempo es el guest post, una práctica derivada del guest blogging y que actualmente se usa mucho en Instagram. Más allá del post, está todo el trabajo de investigación, redacción, selección de imagen, y más ¿para que después de tres días ya nadie lo comparta?

Francamente, no voy a perder mi tiempo ⏳ en eso.

Si realmente quieres que tus contenidos se compartan, si quieres que muchos te lean, si quieres que pasado un tiempo las personas sigan hablando de aquello que un día escribiste y te posicionen como referente, si quieres que tu contenido llegue a millones en potencia, no uses tus redes sociales como un blog.

Usa un blog de verdad, y no confíes en aquellos que usan estos conceptos para definir un simple megapost en las redes sociales.

Te lo dice un bloguero experimentado.

Por: Delwins Rivas

¿Leemos otro post?


Tal vez te interese uno de estos:

  • 🚀¿Cómo enfrentar la ansiedad en cuarentena?
  • 🚀Vence al algoritmo de Instagram