Cómo fidelizar los lectores de tu web o blog


Fidelizacion en la web


De nada nos sirve tener un blog y recibir cientos o miles de visitas si no recopilamos los datos.

El tráfico orgánico, suele ser después de un tiempo muchísimo mayor y más estable que el que reportan las redes sociales (aunque no sustituye a ninguno), sin embargo, las personas que entran a nuestro blog o sitio web, no suelen ver la URL del mismo, sino el titular que está relacionado con el tema que buscan.

Y es aquí donde nosotros debemos actuar, ya que, como dijimos antes, este volumen de personas no representa nada si no podemos retenerlas.

Ahora bien, hay muchas maneras de retener a los usuarios que llegan a tu sitio web, la más conocida de ellas es captando su correo electrónico

Ésta práctica ha sufrido ciertos cambios, y es que en la actualidad, cada vez son menos los websites que ofrecen una newsletter por correo, ya que si suelen tener muchas publicaciones a la semana, pueden llenar la bandeja de los suscriptores, cosa que se vuelve molesta. A la larga los correos son borrados sin necesidad de leerlos o peor aún, terminan en la carpeta de SPAM.

En cambio, el correo se usa para enviarles información relacionada con un tema específico, o bien, hacer al suscriptor parte de un embudo de ventas.

Nadie está exento de que esto suceda, así que puedes estar tanquilo, no todos los mails son leídos, a menos que seas como yo, que veo mi correo incluso más que whatsapp.

Por ésta razón los correos electrónicos que envíes deben ser puntuales y tener un altísimo valor.

Pero volviendo al tema, captar el email de la persona es la práctica más habitual, ya que no todos los usuarios dejarán su número telefónico o su whatsapp por tratarse de algo muchísimo más íntimo.

¿Cuál es el objetivo de captar los datos?

Como ya dijimos, los usuarios que entran a tu web por medio de tráfico orgánico o referencia, consumen el contenido y se van. Captar sus datos es una gran forma de hacer que regresen por nuevos temas. Incluso cuando estos usuarios te siguen en las redes sociales.

¿Y por qué? Por una simple razón:

No todo lo que publicamos en redes sociales suele ser estrictamente relevante para nuestros seguidores, y muchas veces, los seguidores pueden perderse contenidos que puedan interesarles, aquí es donde entra el correo electrónico, a través del cual enviaremos información puntual a nuestros suscriptores, la cual tendrán disponible cuando revisen su bandeja de entrada.

Esto no solo hará que lean lo que les enviamos, sino que buscará que visiten nuevamente nuestro sitio web, convirtiéndolos así en usuarios fieles.

Y un usuario fiel, es sin duda alguien que tiene una mayor probabilidad de efectuar una compra.

Esta es la base de tener una lista de prospectos, de recabar sus datos en nuestro sitio web.

Pero con el tiempo, otras formas de captar suscriptores se han desarrollado y se han hecho muy efectivas, tal es el caso de crear, por ejemplo, un grupo de whatsapp donde las personas puedan interactuar, o bien un grupo cerrado donde solo el administrador envía mensajes, como en nuestro caso.

Es una forma muy actual de llegar a esas personas, pero aquí es donde tu estrategia debe ser planificada de la mejor forma posible, ya que whatsapp es una aplicación a la que nos llega cualquier clase de contenidos a diario, incluyendo las cadenas 🙄 que son bastante fastidiosas.

Por otro lado, también disponemos de Telegram. Son muchos los blogs que han creado grupos y canales, los cuales usan para enviar su newsletter. Y es que hay una diferencia muy pero que muy grande con el correo electrónico, ya que darte de baja solo es presionar un botón y listo, sin solicitudes y sin confirmaciones. Esto en ambas aplicaciones.

Y una estrategia que me gusta muchísimo, es la de usar un grupo de Facebook para concentrar ese público y poder comunicarte con ellos de ua forma incluso más directa que con el uso de una fanpage.

Pero a lo que vinimos: nuestro objetivo es hacer que esas personas que nos visitaron una vez, retornen a nuestro sitio web. Aquí es donde me gusta destacar el hecho de que captar los datos de esa persona nos acerca mucho más a ellos.

Incluso mucho más que tenerlos como seguidores en las redes. Apostaría lo que sea a que no tienes el correo electrónico de todos tus seguidores... Y mejor no hablemos de su whatsapp.

Hosting web SSD con Raiola Networks


Ver producto

Crea una buena newsletter:

Ahora bien, un sitio web sin prospectos no sirve de nada, y tampoco sirve de nada tener un montón de prospectos y no disponer de una estrategia que los convierta en clientes, de aquí que debes saber diseñar tu newsletter.

De acuerdo con el comportamiento de tu público objetivo, elabora una que aporte contenido relevante y que no sea excesivamente frecuente. A menos que tu sitio web sea un portal de noticias, en cuyo caso puedes limitar tus correos o mensajes a uno por día.

Sí, sabemos que enviar un mensaje de whatsapp muy largo puede ser fastidioso y pocos lo leen, sin embargo, enviar muchos mensajes hará que silencien tu canal o grupo, lo que a la larga será peor: mensajes "vistos" pero no realmente leídos.

En cuanto a Telegram, puedes automatizar el envío a tu canal o grupo vinculando el feed rss de tu sitio web, sin embargo, y si se trata de un embudo de ventas, esto es lo menos conveniente, así que un mensaje a la semana será más que suficiente.

En cuanto a los grupos de Facebook, planifica bien tu contenido antes de empezar a incluir personas en dicho grupo si éste se trata de un embudo de ventas, ahora bien, si es un grupo para distribuir contenido, con una publicación diaria bastará para que los usuarios no se hastíen.

Recuerda que todo depende de la estategia de marketing que hayas planificado con tu negocio, y por supuesto con tu sitio web, el cual será siempre tu centro de ventas.

Artículos relacionados


Tal vez te interese uno de estos:

🚀Métricas importantes para analizar en tu blog
🚀Importancia de usar un Lead Magnet


0 Comentarios