como elegir la tipografia correcta para tu blog


Aunque no lo creas, seleccionar la tipografía para tu blog, es una de las decisiones más importantes de todas.

Y es que, aunque muchos no le dan importancia, es la tipografía lo que más prevalece en cada rincón de nuestro blog, cada palabra que expresamos se refuerza con la tipografía que usemos.

Así, basados en lo que proyecta nuestro blog y nuestra imagen de marca, podemos dar una mejor impresión al visitante pero sobre todo, a quien llega buscando nuestros productos o servicios.

Utilizar la tipografía correcta además de diferenciar y destacar partes importantes de nuestro blog, como los títulos, otorga personalidad a nuestra herramienta, proyectando distintas emociones.

Pero además de eso ¿A quién no le gusta leer un libro cuyo título tiene una tipografía llamativa? Así mismo sucede con nuestro blog.

Dar importancia a este recurso, aporta mucha confianza a tus lectores.

Distintas tipografías:


Como éste artículo no va de la cantidad de tipografías ya que se trata de un artículo básico, voy a enfocarme en los grandes grupos y a ser bastante somero. 

Pronto haré un post más avanzado para aquellos que quieran ahondar en el tema. 

Y para esto procuraré tener un diseñador de invitado que pueda aclarar las dudas.

Así que a lo que vinimos.

Seleccionar la tipografía correcta para tu blog:


tipografia te seguiré a donde vayas


Antes de decantarte por las tipografías "bonitas y llamativas", debes pensar en tu público objetivo y en tu voz de marca, ya que la tipografía le aportará un efecto formal o fresco a tu blog. 

Por otro lado, también debes elegir una que sea legible y que permita al lector entender aquello que escribes. A estas alturas del partido mientras más sencilla sea de entender, más fácil se lo pondrás a tu visitante. De esta forma no se irá de tu blog.

Las tipografías formales son recomendadas para blogs profesionales cuyos oficios son relacionados a la contaduría, marketing, derecho, medicina, bienes raíces, ingeniería y/o noticias entre otras.

Por su parte, las tipografías informales se recomiendan en blogs cuyo contenido corresponde a artesanía, belleza, cuidados del hogar, cocina, cosas hechas a mano, educación para niños y amas de casa entre otras.

¿Cómo reconozco una tipografía formal?


Las tipografías formales tienen la característica de ser simples y no estar "decoradas" de alguna manera, ejemplos de éstas pueden ser Droid Sans, Roboto o Montserrat.

¿Cómo reconozco una tipografía informal?


Contrario a las formales, las tipografías informales tienen la característica de ser más "decoradas" variando incluso su forma. Como ejemplos podemos mencionar las tipografías cuyos caracteres simulan la escritura a mano, como Permanent Marker, Comic Sans o Dancing Script.

Ahora bien, de acuerdo con tu voz de marca y con tu público objetivo, éstas tipografías podrán aplicarse indistintamente del carácter del blog que tengas, por ejemplo, puede usarse Dancing Script en el blog de una contadora cuyo color principal sea el rosa claro, y su voz de marca sea cercana al público objetivo. 

O bien usar una formal en un blog de belleza que esté dirigido a ejecutivas.


Elegir la tipografía correcta, aportará a tu blog el carácter de ser formal o informal. ¡La tipografía sí importa!


Click to tweet


Como te habrás dado cuenta, no se trata de que estén relegadas a uno u otro negocio, sino de identificar el público objetivo, y alinearlo a la voz de marca y colores de cada uno.

Por ejemplo, en este blog, estaría incorrecto usar una tipografía como Caveat o Satisfy, ya que restarían seriedad a la temática. En su lugar nos hemos limitado al uso único de Montserrat.

Y para las imágenes, usamos 8 bit Operator Plus en versión Regular.

¿Cuántas tipografías usar en mi blog?


Ésta pregunta es muy habitual, y aunque he visto blogs con más de tres tipografías distintas, si quieres ver tu blog armónico, te recomiendo que uses como máximo dos. La principal que será aplicada a los textos, y que recomiendo sea bastante simple, y la fuente que usaremos para destacar los titulares.

Por lo demás, puedes usar las variantes de la fuente (negrillas, cursivas, light), para destacar partes específicas del texto. De esta forma conservarás la armonía en tu blog y se verá más profesional.

Y para los enlaces, puedes usar el subrayado u optar por cambiar el color de la fuente por el principal de tu tema, de forma que resalte pero no se salga de contexto. Evita los tonos fluorescentes y los resaltados (fondos) innecesarios. Ésto además de restarle presencia a tu blog, no es muy estético que digamos.

Recuerda siempre usar la tipografía de tu blog, de ser posible en toda la documentación formal de tu negocio, así podrás mantener una coherencia tanto en el mundo digital como en el offline. 

Finalmente, si no sabes qué fuente usar de acuerdo a tu temática y público objetivo, puedes agendar una consulta conmigo y con muchísimo gusto elegiremos la más apropiada para tu proyecto de blog.