Errores comunes del bloguero iniciado



Para quienes están acostumbrados a las redes sociales, comenzar en el blogging supone un completo cambio de paradigma que va desde la manera de escribir y expresarse, hasta la práctica de ciertas actividades técnicas que en redes no realizamos.

Si acabas de iniciarte en el blogging, seguro te habrás dado cuenta que puedes controlar cualquier cosa que sucede en tu blog, y que, comparado con las redes sociales donde solo deber escribir y publicar, la diferencia es abismal.

Pero no vamos a comparar el blog con las redes sociales, para eso tenemos otro post que te dejaré en los artículos relacionados. Hoy vamos a hablar de los errores comunes que cometemos cuando nos iniciamos en el blogging (yo también cometí la mayoría, o todos salvo el primero y el último -por suerte-).

9 errores comunes que todo bloguero iniciado comete:


1.- No cuidar la redacción: esto es, de lejos, lo más importante. En un blog el contenido es el rey, y presentarlo en forma estética, es decir, dándole el formato correcto, es la primera prueba de confianza que puedes darle a quien te visita.

Parecerá que está de más decirlo, pero un post largo que no se ilustra y con un texto sin formato, se vuelve aburrido de leer. Y toma tiempo elaborar un post correctamente estructurado para que al final nadie lo lea, eso es frustrante.

Dale siempre formato a tu texto. Con esto no quiero decir que te excedas en el color y otras cosas, simplemente que lo hagas agradable a la vista. Esto hará que cada visitante quiera quedarse por más tiempo.

Ojo, esto no quiere decir que de vez en cuando no se te escape un error de tipeo, eso es completamente normal ya que somos seres humanos.

Puedes darle un vistazo al post acerca de las reglas para crear contenido en un blog.

2.- No planificar tus palabras clave: Cuando empezamos un blog debemos conocer acerca de los temas que vamos a escribir y seleccionar las palabras clave correctas. Esto a fin de poder aparecer en buenos puestos, en los resultados de búsqueda de Google.

Si bien posicionar un blog puede tomar algo de tiempo (a partir de 6 meses), con esto evitarás esclavizarte en las redes sociales, ya que los visitantes también llegarán desde las búsquedas de Google.

Puedes echarle un vistazo a este post donde te hablo de una buena herramienta gratuita para buscar palabras clave.

3.- Escribir para tí: Esto se aplica a los blogs profesionales y es un derivado del punto anterior. Si quieres que tu blog crezca, y con él tu negocio, debes escribir para la audiencia y en el lenguaje que ellos emplean. 

Háblales de cerca y no tengas miedo de extenderte explicando cualquier cosa en tus artículos. ¡Ellos quieren leerte!

La mejor idea para comenzar es elaborar artículos que respondan en forma clara sus dudas y preguntas más comunes acerca de tus servicios o productos, o incluso de tu negocio.

4.- No crear una lista de correo: Los visitantes llegan a tu blog desde distintos sitios, ¡Pero tú no sabes quiénes son! 

La mejor forma de saberlo es invitarlos a suscribirse a tu newsletter para que reciban tus publicaciones, o bien, puedes ir un paso más allá y ofrecer un lead magnet a cambio de sus datos.

De esta forma les aportarás valor y empezarás a tener una lista de contactos a quienes a través del email, podrás contactar para enviarles información relevante acerca de tu negocio. 

En Tu Empresa Online, proveemos recursos gratuitos a nuestros suscriptores que les ayudan a hacer más fácil el trabajo con su negocio digital. Si quieres unirte solo tienes que ir a nuestra zona VIP.


Cometer errores al iniciar como bloguero es totalmente normal, lo importante es que no se conviertan en recurrentes.


Click to tweet


5.- No enlazar los posts: Éste es otro error común de quienes inician en el blogging. Si te has dado cuenta, estás leyendo éste post pero te he ofrecido enlaces a otros artículos que complementan esta información y que pueden resultar de tu interés.

Enlazar los posts se conoce como pingback o interlinking y es una de las actividades más importantes del blogging, ya que ayuda a retener al usuario por más tiempo, ofreciéndole más contenido y de esta manera aportándole más confianza. 

Esto aumenta las posibilidades de que se suscriba a tu lista de correos y se convierta en un lead o cliente potencial interesado en tus productos o servicios.

6.- No cuidar el diseño de su blog: Cada blog es único, ésta es la diferencia más marcada con las redes sociales. Desde un blog puedes proyectar tu verdadera imagen de marca usando tus colores, tipografías, y más. El diseño que tenga tu blog es super importante cuando se trata de posicionar a tu negocio, mientras más original, mejor.

En un blog pueden surgir errores imprevistos, producto de alguna actualización de las tecnologías. Aunque esto es un tema más avanzado, debes tenerlo en cuenta para casos futuros.

Si gustas, puedes echar un vistazo a nuestro servicio de diseño de blogs en Blogger, el cual te incluye todo lo necesario para que inicies tu blog profesional por todo lo alto.

7.- No optimizar: Creo que éste es uno de los más comunes. Mientras en las redes sociales, cualquier cosa que falle serán los técnicos de la red quienes lo solucionen, en un blog, como dijimos al principio, tienes pleno control de todos los eventos.

Por lo tanto, analizar el comportaniento de tus usuarios y mejorar constantemente su experiencia de navegación, es parte vital para ganar suscriptores que puedan convertirse luego en clientes.

En redes sociales, por lo general publicamos y nos olvidamos de ello. Cada post tiene un tiempo corto de vida y terminamos olvidándolo. Eso hace que cuando iniciamos un blog, demos por sentado que es igual... Error.

8.- Los extremos: Exagerar con los colores o dejar de colocar contenido multimedia que pueda enriquecer nuestros posts, o utilizar demasiados gadgets que distraigan a los usuarios, son errores muy comunes al iniciar y que, con el tiempo y leyendo otros blogs, vamos corrigiendo poco a poco.

Ser bloguero es un trabajo de práctica continua y de constante capacitación. El blog es una herramienta que puede ayudar a tu empresa, negocio o a tí como profesional a atraer clientes interesados en lo que haces. De ahí que buscar siempre proyectar una imagen profesional se convierte en un asunto de suma importancia.

La mejor parte es que con base en el análisis de la navegación de tus usuarios, puedes conocerlos muy bien y saber qué es lo que quieren, de ésta forma podrás dar en su punto de dolor y podrás fidelizarlos.

9.- Hacer SPAM: Cuando comenzamos, es completamente normal que nos visiten pocas personas. Compartir la URL de nuestro blog en forma exagerada en las redes sociales, puede ser causa de que la bloqueen por considerarse SPAM.

Ten paciencia, un blog no es algo que crece de la noche a la mañana, si sabes aportar valor y eliges las comunidades correctas, no necesitarás publicar demasiado, tus posts destacarán y otras personas también los compartirán.

Un par de consejos:


Si estás comenzando con tu blog profesional o de empresa, leer blogs de temática similar te ayudará a tener una idea del contenido que puedes crear. También podrás observar el diseño que tienen e implementar funciones similares en tu blog.

Por otro lado, busca innovar, un blog te permite mayor libertad a la hora de crear contenidos. Encuentra los que más gusten a tu audiencia y céntrate en ellos. Éstos serán los que atraigan más visitas que luego puedan consumir temas más especializados.

Por último, no te preocupes por tu profesión u oficio, ¡Puedes hacer un blog sobre cualquier cosa! Y si lo dudas, te invito a descargar nuestro ebook con 199 ideas para crear un blog.

¿Cometiste alguno de éstos errores? Cuéntame en los comentarios...




Artículos relacionados

Tal vez te interese uno de éstos:

Comparativa entre blogs y redes sociales
¿Cuántas veces publicar en el blog?