la regla de los tres consejos


Cuando te haces bloguero, o comienzas a trabajar en el mundo digital, hay dos clases de personas que vas a encontrarte: las que te llaman loco, porque simplemente tomaste la decisión de no seguir a la manada, y las que van a querer "que les des una miradita a sus proyectos".

Para los primeros, lo mejor es ignorarlos y entender que ellos no son tu público objetivo. Que no están en tu misma vibración y por lo tanto, no vale la pena perder tu tiempo en personas que no entienden o no valoran lo que haces. Y no es porque no puedan o no quieran, sencillamente es porque no corresponde a sus intereses ¡Y eso está bien!

Pero los segundos son una piedra de tranca en nuestro éxito. Si realmente quieres vivir de tu negocio digital, entonces deberás aprender a no sonar grosero, pero al mismo tiempo valorar lo que haces.

Siempre van a llegar personas que te dirán "Dale una miradita", "me regalas un consejito", y "¿Qué debería mejorar?"

La regla de los tres consejos, es uno de mis métodos favoritos donde en forma educada, pero concreta, le digo a las personas "te ayudo, pero a partir de acá, tiene un costo."

Este es uno de los secretos para vivir de tu negocio digital.

¿En qué consiste la regla de los tres consejos?


Como profesionales, debemos establecer límites para nosotros mismos y para quienes llegan a nosotros. 

El primer escenario nos evita "regalar" lo que hacemos y el segundo le marca un límite a quien acude a nosotros.

Como dije antes, es una forma de ser educado y ayudar a tu audiencia sin desestimar tu trabajo: cumples las expectativas de aquel que solicita tu ayuda, pero al mismo tiempo reafirmas tu posición de profesional en un determinado sector del mercado.

Y es que si tú mismo no respetas lo que haces ¿Quién lo hará?

La técnica consiste en dar tres consejos a quien acude a ti, pero ojo, no se trata de lo primero que te llegue a la mente. Debes indagar un poco en la necesidad de la persona para acertar en su punto de dolor.

El siguiente paso consiste en cerrar por tu propia cuenta la rueda: "estos son mis tres consejos, si necesitas otro o quieres todo detallado, podemos agendar una reunión o consulta."

Con esto habrás ayudado a quien te solicita, pero también estarás definiendo hasta dónde llega la ayuda que estás prestando.

Ventajas de usar la técnica de los tres consejos:


Hay muchas ventajas de utilizar esta técnica en tu trabajo, la primera de ellas ya la he mencionado y es que reafirmas tu posición como profesional en una materia.

Pero al mismo tiempo, también es una técnica de prospección, puesto que la persona que llega a ti, si realmente está interesada en resolver su problema, agendará tu servicio. Entonces habrás encontrado un cliente.

La otra cara de la moneda, es que también te ayuda a alejar aquellas personas del "todo gratis" que quieren servicios profesionales regalados, créeme, hay muchos de estos.

¿Por qué usarla?


Cuando comienzas tu negocio digital, quienes llegan a tí muchas veces no están conscientes de todo el trabajo de capacitación previo y actual que debes hacer, tampoco de los costos que acarrean la manutención de tu blog y los sistemas destinados a efectuar tu trabajo. 

Ellos simplemente quieren "un favor".

Los favores implican en ocasiones el uso de herramientas que, muchas veces son de pago pero que "no nos cuestan nada".

Algo que debes saber, es que los negocios digitales, al comenzar, pasan por una etapa de depresión donde no se factura nada, hasta que despegan. Esto puede ser frustrante y desmotivador para tí, porque sentirás que estás "regalando tu trabajo".

Ahora imagina que no vendiste nada en el mes, pero tuviste que usar una determinada herramienta tres veces. Es cierto, la pagas para eso, pero ¿Alguien reconoce ese gasto?

Si por cada favor que hice en el pasado con herramientas de pago, me dieran un dólar, tendría más de diez mil acumulados en mi cuenta, esto te lo aseguro.

"Dar una miradita" a un proyecto, implica utilizar tus capacidades profesionales para evaluar en forma objetiva aquello que ves. La persona que te lo solicita, definitivamente lo hace con ganas de mejorar lo que hace, pero no le ha preguntado a cualquiera, esto quiere decir que no cualquier opinión vale.

Te eligió a tí porque sabes de lo que hablas.

Cuando te dicen "regálame un consejo" (y esto lo digo por experiencia), por lo general buscan que soluciones su problema. En tal caso puedes hacer exactamente lo que te pidieron, regalar un consejo.

En el tercer escenario donde te dicen "¿Qué puedo hacer para mejorar?" Claramente la persona percibirá un beneficio a futuro gracias a tu recomendación. Pero ¿Y tú? ¿Solo te quedarás con las gracias? Lamento decirte que si piensas así, tu negocio no llegará a ninguna parte.

El primer consejo para ser exitoso es "respeta aquello que haces".

Primer consejo para ser exitoso: "Respeta tu trabajo"


Twittea esta frase


Y no, no es que sea tacaño, es que todo eso suma. Muchas veces no lo vemos en el momento, pero cuando llevamos un negocio debemos hacer nuestros recuentos a fin de año, y es aquí donde todo se refleja.

Llevar un negocio digital de éxito consiste en tener registros incluso de los "favores" que haces, especialmente si eres consultor. El tiempo es algo que no vuelve, por esta razón tiene un costo.

Además, para sintetizar en 5 minutos un servicio, muchas veces tardamos meses en aprenderlo, por ejemplo, yo puedo hacer en 10 minutos -incluso menos- un botón flotante de Whatsapp para una web, pero para que esto fuera posible, tuve que hacer un curso de 3 meses de HTML, y otro de 3 meses más de CSS.

Lo mismo pasa cuando me preguntan acerca de Facebook ADS y de cómo segmentar. Con cada update de facebook debo capacitarme, y a veces entre el trabajo y la familia el tiempo puede ser poco, lo que se traduce en que puede tomarme incluso un par de semanas muchas veces. Entonces si hice el sacrificio por aprender para mejorar lo que hago, ¿Por qué habría de desperdiciarlo todo de esa forma?

¿Y qué hay si quiero dar más de tres consejos, o me preguntan sobre otra cosa?


Está bien, esto también sucede y por eso lo coloqué acá.

Aquí es donde siempre le digo a las personas que tener un blog puede ser su mejor herramienta para ayudar a otros sin ocupar el tiempo.

Gestionar nuestro blog correctamente, hará que enfoquemos los contenidos en aquellos problemas que nuestra audiencia necesite solucionar, por lo cual si conoces bien a tu público objetivo, plasmarás las respuestas a sus problemas en tu blog, así no tendrás que explicarles una y otra vez lo mismo.

Algunas personas pueden tomarlo a mal cuando los mandes a tu blog, pero ¿No se supone que si eres experto en algo, escribirás sobre eso? Seamos sinceros: a todos nos hacen la misma pregunta una y otra vez. ¿Por qué no mejor tener un artículo que puedan leer y que solucione el problema?

Así que ya sabes qué contestar cuando alguien te pida que le des una mirada a su proyecto, o a su diario contable, o te pregunten qué deben hacer para registrar su negocio.

Ser exitoso, es una cuestión de actitud, pero sobre todo de autovalorarse.

Sin embargo, eres tú quien toma la decisión final. Si has llegado hasta aquí, espero haberte ayudado.

Porque es un gran problema por el que todos pasamos, incluso los que ya tenemos tiempo en esto. Suele ser desgastante y muchas veces hasta ofensivo.

Si quieres tres consejos para tu blog o negocio digital, puedes dejarme un mensaje  vía Telegram o email y con gusto te los daré. Eso sí, ya sabes qué hacer si necesitas algo más.