social proof aportar confianza al cliente


Las redes sociales son un complemento necesario para cualquier negocio, ya sea digital o físico y que desee aumentar su reconocimiento en Internet.

Contrario a lo que sucede en el mundo físico, donde el consumidor tiene contacto con la persona a quien le compra, en el mundo virtual puede ser atendido por un bot o algún sistema automático de ventas. Por tal motivo, algunas personas no "confían" en la seriedad de muchos negocios digitales.

Y no los culpo, las estafas en Internet están a la orden del día, y todos queremos proteger nuestro dinero.

Si hay algo cierto, es que compramos en Internet a las marcas y sitios web que nos inspiran confianza, sean locales, regionales o mundiales. 

Si vas a comprar, por ejemplo, en Amazon, lo haces con la seguridad de que tu compra llegará a tu casa y que, en caso que esto no suceda, existe un departamento de atención al consumidor que se encargará de resolver el problema o reembolsarte el dinero de ser necesario.

Pero más allá de esto, compras en Amazon porque se trata de una tienda conocida. Los testimonios de las personas que han comprado allí, avalan la seriedad de la empresa.

Sin embargo, esto lo ignora el consumidor cuando ve tu marca en Internet, especialmente si dicha marca es nueva. Se enamoró de ese reloj tan hermoso y el precio es una gran oferta, pero no sabe si comprar o no. No está seguro de la seriedad de tu empresa.

Tanto si eres consumidor como si eres el vendedor, es aquí donde entra el "Social Proof" o Prueba Social. Se trata de, como hemos dicho, una prueba que puede mostrar la validez de un negocio en Internet.

Dicha prueba, como su nombre lo dice podemos encontrarla en las redes sociales y puede servirnos de indicativo de la seriedad que pueda tener una empresa con aquello que ofrece.

¿Qué elementos componen una prueba social?


Muchas veces, cuando compramos por Internet lo que nos aporta más confianza es la fama que pueda tener la marca a la que compramos, sin embargo cuando se trata de marcas pequeñas o emergentes, esta fama no es mucha que digamos, y es entonces cuando recurrimos a sus redes para chequear su validez.

Por lo general, lo primero que ven los consumidores es la cantidad de seguidores que dicha marca tiene, y aunque esto puede ser un indicativo que les aporte confianza, debes tener en cuenta que hoy en día es posible hinchar una cuenta de red social con seguidores falsos. Por lo tanto, a menos que se trate de la sucursal de una tienda cuya marca sea muy famosa, los seguidores deberán pasar a segundo plano.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que una marca con pocos seguidores no necesariamente tiene que ser falsa, simplemente puede tratarse de una marca nueva.

Entonces ¿En qué debes concentrarte para aportar confianza como marca?

1.- Contenido publicado:


Hay algo que nunca falla en una red social y es el contenido.

Cuando comenzamos una marca, por lo general publicamos acerca de ella en las redes sociales.

Si las personas que van a comprar están dudosas, pídeles que vayan a tus redes sociales (las de tu marca) y revisen el contenido que hay en ellas.

Pocas personas se detienen a ver cuánto contenido publica una marca, centrándose en la cantidad de seguidores. Pero si bien en una semana puedes adquirir 20mil de ellos o más, lo cierto es que no harás 20mil posts acerca de lo que haces.

A este respecto, revisar la cantidad de contenido, aporta confianza.

De hecho esto es algo que siempre le digo a mis nuevos clientes o a las personas que me preguntan acerca de mis servicios pero que no se sienten seguros: ¡Revisen las redes de este blog!


La cantidad y antigüedad de tu contenido en las redes sociales, aporta confianza a los nuevos clientes.


Click to tweet


En Facebook, fácilmente, encontrarán publicaciones del año 2015 referentes a marketing digital, social media, blogging, etc. No hace falta que hagas scroll hasta dicho año, basta con que te vayas a los álbumes de fotos y busques entre las más viejas.

En Twitter, solo hay que ver la cantidad de tweets publicados (a esta fecha son más de 18000). Eso no es algo que pueda publicarse en una semana, y aunque así fuera, la fecha de las publicaciones delataría todo.

En Instagram, tenemos menos publicaciones, primero porque fué la última red social que implementamos, y segundo porque hemos hecho cambios al feed. Muchas de las imágenes que publicamos hace años, fueron eliminadas.

Aún así, cada vez que voy a realizar un cambio, procuro dejar las publicaciones de al menos los últimos 6 meses. Esto le dice a las personas que la red social en cuestión tiene esa cantidad de tiempo como mínimo.

2.- Coherencia:


Además del contenido, la coherencia es importante. De nada vale tener mil publicaciones en una red social si todas hablan de cosas distintas. Esto no le aporta nada de confianza al consumidor.

Debes ser coherente con la filosofía de tu marca, evita confundir a las personas que visitan tus redes sociales, eso hará que pierdas clientes.

De la misma manera, procura que el lenguaje de tu marca sea el mismo en cada red social que publiques. Esto no significa que debas publicar lo mismo en todas las redes (aunque es decisión de cada quién), sino que tu mensaje se entienda de igual forma en una u otra.

3.- Testimonios:


Por otro lado, tenemos los testimonios, no todo el mundo se atreve a darnos uno, pero siempre es bueno pedirle a los clientes su opinión acerca del producto o servicio que ofrecemos.

Los testimonios podemos colocarlos en nuestra página de Facebook activando la pestaña "Opiniones" o bien creando highlights en nuestra cuenta de Instagram con fotos o pequeños videos.

En Twitter no es muy habitual colocar testimonios, pero puedes hacer un apartado en tu sitio web al que puedas llevar a tu audiencia mediante un enlace

Los testimonios son muy útiles para las marcas locales o emergentes ya que dan fé de la seriedad y eficiencia de la misma, por otro lado, el consumidor podrá contactar a quien da el testimonio y corroborar dicha información.

Mantén siempre tus testimonios actualizados en caso que los coloques en Instagram o tu sitio web. 

4.- Canales:


Limitar tu marca a un solo medio social porque te da flojera usar los demás o simplemente no los entiendes, resta confianza a quienes te van a comprar. Es cierto que hay redes en las que vuelcas tus esfuerzos porque es donde se encuentra tu público objetivo, pero esto no significa que debas descuidar las demás.

Si realmente quieres aportar confianza debes mostrar que eres una marca que va en serio. En este sentido tener presencia en distintos canales también es un nuevo aporte de confianza para el consumidor.

No quiere decir que aparezcas hasta en la sopa, simplemente que no limites a tu público, recuerda que el impacto de lo que hacemos en el mundo digital, se materializa en el mundo offline.

5.- Constancia:


Ya sea que tienes una semana, un mes, un año o una década, la constancia de tus publicaciones en las redes sociales es indispensable para aportarle confianza al consumidor. De aquí que quienes hacemos marketing digital insistimos en que debes ser constante con las publicaciones en tus redes sociales, blog y sitio web y mantener dicha constancia.

Dicho de otra forma, la constancia le muestra al consumidor que vas en serio y que te dedicas a lo que promocionas. Recuerda que en el mundo físico puedes gozar de mucha confianza, pero esto es imperceptible en el ámbito digital a menos que, como dije al inicio, se trate de una marca famosa.

Y a fin de cuentas, las marcas se hacen famosas por su constancia, principalmente.

Recapitulando: ¿Cómo aportar confianza a los nuevos prospectos?


  • Pídeles que revisen tu contenido en las redes sociales.
  • Sé coherente con lo que publicas y con tu mensaje de marca.
  • Utiliza testimonios de tus clientes y mantenlos actualizados.
  • Ten presencia en más de una red social.
  • Sé constante con tus publicaciones.

Por último, recuerda que construir una marca requiere paciencia y muchas veces aguante.

Si estás comenzando tu marca en Internet o quieres empezar una, puedes chequear mis servicios.

Espero que este post te haya servido, si es así, te invito a compartirlo.



Artículos relacionados

Tal vez te interese uno de éstos:

Blogging y redes sociales
¿Cómo hacer que tu marca sea MUY visible?