emprendedor jubilado


La constante evolución de la tecnología ha arropado a todos los habitantes del planeta, sin distinción de su raza, sexo, color o edad.

Éste último factor, suele ser una limitante: una vez que llegas a cierta edad, o bien a la que te toca jubilarte, las oportunidades laborales disminuyen considerablemente.

Podría nombrar países cuya situación económica impide que la pensión, por la que muchas personas trabajaron tanto, alcance siquiera para un almuerzo decente en un restaurante, pero me limitaré al reciente cambio que ha sufrido el mundo, gracias a la pandemia.

Muchos son los casos de personas mayores cercanas y otras no tanto, cuyo denominador común es: "trabajé toda mi vida, ¿Qué puedo hacer ahora?"

La respuesta puede parecer muy compleja, pero no lo es tanto realmente: el detalle es que, en momentos como éstos nos enfocamos en el problema, y no en la solución.

Muchos deciden comenzar un negocio que satisfaga sus necesidades básicas según la pirámide de Maslow, la mayoría de ellos sin un ápice de pasión: lo hacen para decir que siguen produciendo o en el peor de los casos (que hoy en día es el más común), para los gastos por medicinas y salud, entre otros tantos que implican la edad madura.

Como dicen por ahí, "para sobrevivir".

Si este es tu caso, o bien si quieres empezar pero no sabes cómo, entonces sigue leyendo.

¿Se puede emprender en Internet estando jubilado?


La respuesta, para no darle muchas vueltas al asunto, es un , un gran sí.

De hecho, podría decir que es incluso recomendable para mantenerte productivo y con la mente activa.

Jubilarte no tiene por qué ser el fin. De hecho puede convertirse en el comienzo de una nueva etapa de tu vida profesional.

¿En qué puedo emprender si estoy jubilado?


Viniste aquí por respuestas y quiero que te vayas con ellas.

No es necesario aprender nuevas habilidades, no tienes que reinventar la rueda.

Durante muchos años te has dedicado a algo en particular, lo aceptes o no, eres un experto en la materia. ¿Quién mejor que alguien de extensa experiencia para hablar de un tema en concreto?

Así que en eso es en lo que deberás enfocarte. A este respecto, hay muchas formas de generar ingresos:


1.- Ofrece tus servicios como autónomo a particulares:


¿Fuiste enfermera, abogado, contador o administrador? Probablemente en las empresas no necesiten personal de tu edad, pero los particulares confían en los expertos. Una persona con muchos años de experiencia en un oficio o profesión es sin duda alguien confiable que sabrá hacer su trabajo.

Pon tus servicios a la orden y tendrás una buena forma de conseguir dinero.

2.- Trabaja como consultor:


Si lo que hacías en tu edad más activa requería un esfuerzo físico que no puedes realizar ahora, el trabajo de consultor te viene como guante. A menudo necesitamos de un experto que nos diga cuánto cemento usar para arreglar una pared agrietada, o bien de una entrenadora que nos ayude con un plan de fitness.

Estos son solo ejemplos, puedes ser consultor sin importar tu especialidad.

Puedes monetizar tu tiempo, guiando a las personas para que puedan cumplir tareas específicas.


La jubilación, no tiene que ser el fin de la etapa laboral. De hecho puede ser el comienzo de algo nuevo e interesante.


Click to tweet



3.- Enseña:


¿Quién mejor que un experto para enseñar a otras personas? Todo ese conocimiento adquirido en tus años de trabajo también tiene valor. Además, apoyarte en medios digitales te hará la vida más fácil, ya que no necesitarás salir de tu casa para enseñar a tus estudiantes.

Puedes usar herramientas como Google Meet para dictar tus clases en vuvo, o bien puedes grabar tus clases una sola vez y distribuir los videos. 

Si dispone de un sitio web propio, podrás distribuirlos desde allí, es muy cómodo.

También puedes apoyarte en plataformas externas como Crehana o Doméstika para la venta de tus cursos.

4.- Crea una empresa de servicios:


Seguramente tienes buenos contactos de tu ambiente laboral. Si no es lo tuyo ejecutar tareas, puedes encargarte de lo más difícil, que es conseguir a los clientes. Personal que quiera trabajar, hay de sobra.

Basta con que entres a LinkedIn para que te sorprendas. Muy pocos crean empresas.

Crear una empresa de servicios puede significar un paso más en tu escalera hacia el éxito. Ahora no serás empleado, sino jefe.

5.- Haz un blog:


Si te ha gustado alguna de la opciones anteriores, puedes hacer un blog en el que puedas comenzar a escribir y ofrecer tus servicios. Las personas podrán contratarte desde allí.

Pero si no te gusta ninguna, también puedes hacer tu blog.

Solo necesitarás sentarte a escribir sobre ese tema que conoces y activar los anuncios publicitarios. Por cada persona que haga clic en tus anuncios, recibirás una comisión.

Otra opción es recomendar productos de otras personas, por ejemplo, de Amazon. Enfócate en la categoría que tengas más conocimiento y empieza a generar contenido.

De las personas que entren a Amazon desde tu blog y realicen compras, recibirás una comisión.

Y si no le temes a la tecnología puedes crear tu propio canal de youtube y empezar a monetizar tus videos. Éstas técnicas llevan algo de tiempo, así que necesitarás ser paciente y generar mucho contenido.

Créeme, Youtube y los blogs necesitan más expertos que verdaderamente ayuden, hoy en día hay puros niños publicando idioteces (sin ánimos de ofender a nadie). Esto es bueno para tí, porque muchos buscamos soluciones a diario.

Y no, no es una idea descabellada que un jubilado se convierta en youtuber o bloguero. ¡Tienes todo el tiempo del mundo! Pero sobre todo, tienes la experiencia que muchos, a día de hoy, necesitan.

Así que espero haber respondido tu inquietud. Si necesitas que alguien te ayude a emprender tu negocio ahora que ya estás jubilado, puedes agendar una consulta conmigo y te ayudaré en todo lo que necesites.