Saber cuánto debería invertir en sus anuncios es esencial para poder elaborar una proyección de resultados y tener un estimado de su gasto publicitario.

Pero al mismo tiempo consiste en hacerlo de forma estratégica para prevenir errores.

Si bien previo al realizar anuncios por lo general se hace un estudio de mercado, siempre es necesario durante la primera campaña realizar modificaciones en el público o los intereses para poder obtener un buen rendimiento.

No somos perfectos, por lo tanto nuestra filosofía es "falla rápido y barato". Es por esto que en las campañas de testeo o introducción al mercado, aconsejamos que la inversión se limite a un plan básico.

Consulte nuestros planes de publicidad aquí

De esta forma, se asegura un buen rendimiento del presupuesto de nuestro cliente y al mismo tiempo una buena efectividad del anuncio.

Una vez que se hayan definido los intereses correctos y se haya encontrado el público más óptimo, el cliente podrá incrementar su inversión publicitaria si lo desea, ampliando su plan a uno más avanzado.

¿Qué es lo que hacemos?

Durante la ejecución de las campañas, hay intereses que deben modificarse o descartarse para que su anuncio tenga un buen rendimiento. Esto debe realizarse sobre la marcha y así, finalizar el anuncio con un segmento de público que responda a los objetivos que tiene la publicidad.

¿Por qué lo hacemos?

Al destinar el presupuesto para un anuncio, si éste no tiene buen rendimiento, el presupuesto se agotará sin producir los resultados esperados. Esto además de frustrante, es un desperdicio de dinero.

Las acciones de modificación de anuncios, se realizan para evitar que esto suceda.

¿Tiene más preguntas? Revise nuestra sección de ayuda.